24 de enero de 2014

ENTRE LÍNEAS (1): La palabra como arma


"Algunos libros son probados, otros devorados y poquísimos masticados y digeridos”, dijo Sir Francis Bacon. El fomento de la lectura debe proyectarse a los niños desde muy pequeños. Sin embargo, muchos docentes decretan la clase de Literatura tan sólo como el "estudio de los clásicos". Ave Caesar, morituri te salutant...


Fernando Vilches Vivancos, Director del departamento de Lengua Española en la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, ofrece las claves para crear y no destruir apasionados de la lectura. Hablamos de neografía, entusiasmo y buenas obras.

Puedes seguirme en mi cuenta de Twitter en @Olga_Toribio

4 comentarios:

  1. Excelente, buena información,me parese algo nuevo para poder compartir. felicidades.

    ResponderEliminar
  2. Me parece una buena idea de fomentar la lectura ya que gracias al maravilloso mundo de los libros aprendemos coaas nuevas..

    ResponderEliminar
  3. Considero una buena elección este tema,ya que en un tiempo breve nos acerca a la literatura,permite reflexionar y a la vez resulta entretenido.¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  4. El tema de dar a los niños y adolescentes el libro adecuado me parece fundamental, pues en ese momento se sientan las bases para hacer (o no) futuros lectores. Ya lo hemos hablado en alguna ocasión, Olga ¡Enhorabuena por el programa!

    ResponderEliminar