13 de marzo de 2012

NUESTRA CANCHA (9) - El terremoto más canijo


Esta semana recuperamos una gran serie de nuestra infancia. Si los futboleros tienen a Oliver y Benji ,nosotros también tenemos nuestra serie de referencia en el mundo del basket. Aunque no hace falta ser baloncestista para añorar esos desayunos mañaneros en los que un canijo atrevido y gamberro se metía en nuestra casa para hacernos reír a carcajadas.

Si todavía no sabéis a que serie me refiero solo hace falta decir una palabra: Chicho, a la que siempre se asocia ese mote de "Terremoto". Un niño de poco más de metro y medio que era capaz de hacer un mate en la cara de su adversario de 1.90. Obsesionado de las faldas, enamorado de la entrenadora Eva y de su amor platónico, Rosita,
Chicho López conseguía todo lo que se proponía de la forma más incorrecta.





Jugador de baloncesto por pura casualidad, el "Terremoto" del instituto llegaría a calar muy hondo no sólo dentro de su equipo, sino también en todo rival que caía en el error de subestimarlo. Hondo también caló en unos espectadores que forman parte de una generación que todavía sonríe al escuchar esta canción.



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada