14 de marzo de 2012

CIUDADES DE PAPEL (9) - Décimo viaje


Nuevo viaje, nuevo libro: un clásico del XIX. Leopoldo Alas Clarín nos invita a descubrir una nueva ciudad de la mano de una de sus obras cumbres: La Regenta. Su protagonista, Ana Ozores se sentirá ahogada por la sociedad, pero juntos vamos a intentar que disfrute de un maravilloso paseo por calles, plazas, monumentos y jardines.


Recorreremos antiguas iglesias, contemplaremos el Prerrománico y descansaremos para saborear la sidra en algunos bares del núcleo medieval. Pese al final dramático de la novela, acabaremos el recorrido con una sensación de felicidad. Jorge Llanes también nos ayudará a descubrir los secretos que atesora.



Capital del Principado, nos encontramos ante una ciudad brillante. La calidad de vida se respira por todas partes. La cultura invade cada rincón. Es por eso, por lo que cada año multitud de personalidades la visitan no sólo para recoger los galardones de los Premios Príncipe de Asturias. También es uno de los sitios preferidos de Woody, Woody Allen.



Ana Ozores, la Regenta, nos espera en la Plaza de la Catedral, pues allí hay una escultura que la representa. Después, nos invitará a recorrer el núcleo medieval, la Plaza de la Constitución, El Fontán y las murallas. Si queda tiempo recorreremos las iglesias prerrománicas de Lillo o Santa María del Naranco. Y hemos tenido suerte, los galardonados acaban de llegar a la ciudad para recoger los Premios Príncipe de Asturias en el Teatro Campoamor. Así que no está de más esperar el evento por la Plaza de la Escandalera y la comercial Calle Uría.

Bienvenidos a Oviedo. Máximo y Fromestano fueron los monjes que fundaron la ciudad en el 761. Su impulso vendría con Alfonso II el Casto al trasladar la Corte. A partir del XIII se desarrolla como ciudad medieval. Más tarde se construiría la Universidad, los palacios dieciochescos y las fábricas en la Revolución Industrial. Hoy, han conseguido mostrarse al mundo por su gran proyección cultural.
  • Propuestas
Acercarse a la cultura en el Museo de Bellas Artes del Palacio de Velarde, una de las mejores colecciones públicas de arte de España. Buscar con detenimiento la fuente prerromana Foncalada. En ella está escrita: con este signo se defiende al piadoso, con este signo se vence al enemigo». Y admirar las líneas de la nueva arquitectura en el Palacio de Congresos. Un espectacular edificio que resalta en el entorno.

Paraíso. No lo fue para Ana Ozores en la Regenta, aunque sí en cierto sentido. La Regenta ha quedado como sinónimo de Oviedo y Oviedo como sinónimo de ella. Sus plazas, calles y monumentos llevan impresos el aroma de esta novela. Variedad de estilos, prerrománico, gótico, barroco, renancentista, vanguardista… Todo cabe y nada sobra. Oviedo, la ciudad cambiante, el lugar donde el saber ocupa un espacio y el espacio crea un lugar, un lugar decorado con aires de riqueza.

Ana Ozores, una bella y joven mujer, se casa con don Víctor Quintanar, ex regente de varias audiencias de Vetusta, y mucho mayor que ella. De él recibe el pseudónimo de la Regenta. Su vida, monótona y vacía, le lleva a la desesperación y a la búsqueda de una realidad diferente. Encontrará dos caminos: el místico y el pasional. Encarnados en dos hombres: el Magistral don Fermín de Pas, y el don Juan del lugar, Álvaro Mesía. Uno será su confesor, el otro su amante, generando en ambos un sentimiento de atracción sexual, bajo la atenta mirada de los habitantes de Vetusta. (Sinopsis de la página RTVE.es)
La Regenta Leopoldo Alas Clarín

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada