29 de febrero de 2012

CIUDADES DE PAPEL (7) -Octavo viaje


El Gran Hotel Quintana. Este establecimiento situado en la plaza del Castillo es uno de los escenarios, junto al café Iruña, donde tiene lugar la trama de la novela Fiesta. Escrita por Hemingway, el autor quiso relatar sus experiencias e impregnarse de cultura tras visitar esta ciudad española. De la mano de sus protagonistas (Jake y Brett) junto a otros compañeros conoceremos con detalle cómo estos extranjeros viven una de las festividades más relevantes de nuestro país. Pero, al mismo tiempo, en el libro se sucederán problemas amorosos y pasiones, pasiones por un animal: el toro.


Alzada sobre una meseta, nos encontramos en una ciudad enclavada en un paso estratégico entre dos países. Sus muros y piedras han quedado impregnadas de pensamientos de los peregrinos extranjeros. También del carácter y las ideas de la Península. Pero, las huellas de su originaria cultura aún siguen vivas. Hoy, sus habitantes han demostrado cómo conjugar todos sus rasgos y han conseguido mostrarse al mundo.

Además del Café Iruña y los lugares de ocio, esta cuidad atesora monumentos imprescindibles en nuestra visita que Hemingway seguro visitaría. La Ciudadela, es uno de los edificios abaluartados más importantes de Europa, pero también hay que destacar la Catedral, la Calle Mayor, repleta de palacios como el del Condestable y jardines como la Taconera y Yamaguchi. Y, por supuesto, hacer el recorrido de los Sanfermines.

Bienvenidos a Pamplona. Originario poblado vascón, los romanos la engrandecieron. Se convertirá en núcleo cristiano de oposición a los musulmanes y de esta forma, con el paso del tiempo se fraguará como capital del Reino de Navarra. Su personalidad se apreciaría en los tres burgos diferenciados que formaban una única ciudad. En el XVI se incorpora a la Corona de Castilla. Y a partir de ese momento conservará sus fueros como uno de sus rasgos propios.
  • Propuestas
Visitar el Bastión de Redín, el mejor punto defensivo de la ciudad. Armónico por sus construcciones, equilibrado y con vistas. Rememorar el paseo que realizaban los soldados para vigilar el horizonte en el Paseo de Ronda. Se trata de una vía sobre el lienzo de la muralla donde se alinean las viviendas del burgo medieval. Y contemplar el monte San Cristóbal desde la Ronda Barbazona. Una excelente terraza al abrigo del Palacio Arzobispal y la Catedral.

Fiesta. La pasión de Hemingway quedó reflejada por una pluma en su novela. Y en la realidad: Sanfermín, toros, ambiente y alegría. Eso le daría proyección internacional a esta ciudad, pero no es la única razón de su existencia. En Iruña resurgen de la piedra rincones olvidados, quietud natural e influencia pasada. Pamplona, la ciudad personal, el faro terrestre de Navarra, el lugar desde donde los Pirineos parecen disolverse para poder ser vista al otro lado del Continente.


Unos jóvenes norteamericanos -dos varones y una chica- que viven en París deciden acercarse a Pamplona con motivo de los San Fermines y emprenden un viaje en tren. Durante el viaje las tensiones afectivas entre los tres van dando lugar a diversos episodios. al llegar a Pamplona la crisis ha estallado. La chica se siente seducida por un torero español y este hecho desencadena toda una serie de hechos violentos.

Fiesta
Ernest Hemingway
Resumen más detallado (Monografías)

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada